¿Qué es el Backlog y cómo reducirlo?

¿Qué es el Backlog y cómo reducirlo?

 

  • El Backlog es una lista de tareas prioritarias y gestión para el desarrollo de proyectos

  • Tu Backlog debe tener un propietario de proyecto para ser realizado en orden

  • Deja solamente las tareas más importantes y aprende a priorizar

Por definición, el Backlog es una lista de tareas prioritarias en la que los equipos dentro de las organizaciones se basan para trabajar las fases de un proyecto hasta completar su desarrollo de forma organizada y como lo mencionamos previamente, ordenado por prioridades.

Los principales componentes del Backlog son las hojas de ruta y los requisitos. Básicamente estas son las listas de tareas en las que se muestra que hay que hacer y cuándo hay que hacerse, mientras que las actividades más importantes se mantienen en la parte superior de la lista.

Aunque suene sencillo, gestionar el Backlog no es tan fácil y entre los principales desafíos a los que las empresas se enfrentan están:

  • Sobrecarga: cada día se aportan nuevas ideas al proyecto, pero no se filtran ni se eligen solo las mejores, entonces todas se agregan a la lista de tareas pendientes y se termina haciendo más de lo que puedan trabajar.
  • Demasiados detalles: al describir las fases de un proyecto es normal que las personas se extiendan, pero el problema con esto es que al tratar de leerse después puede ser confuso y muy largo. Lo primordial sería escribir las cosas de forma puntual y resumida
  • Pobre titularidad del producto: los propietarios del producto tienen muchas responsabilidades, pero a veces no se dan cuenta y terminan descuidando el proyecto global

A continuación, te daremos 7 consejos para cuidar tu Backlog:

  1. Prepárate bien: escribe solo lo más significativo del proyecto y añade solamente las tareas esenciales.
  2. Nombra a un propietario del proyecto: el propietario deberá encargarse de la revisión de los avances y administrar los detalles de este.
  3. Programa tu ruta de forma inteligente: programa bien los incrementos en tus hojas de ruta, dándole a tu equipo suficiente espacio para completar cada tarea.
  4. Limita el número de elementos en el Backlog: limita el número de acciones pendientes de forma que tu equipo pueda abastecerlas en orden.
  5. Mantén a tu equipo involucrado: si quieres que tu proyecto se desarrolle sin problemas, mantén a todos informados e involucrados en el proceso, así podrán ir haciendo cualquier cambio de manera ordenada.
  6. Siéntete libre de decir “no”: el propietario del proyecto tiene la tarea de decidir si una tarea está de más o es completamente necesaria, es el responsable de eliminar tareas y elegir solamente las mejores para el proyecto
  7. Mantenlo limpio: la última sugerencia y de las más importantes, es mantener tu Backlog limpio y en constante revisión para eliminar los elementos que ya no sirvan o hagan más lento el proyecto. Pon tus ojos solamente en los elementos que tu cliente desea tener en su proyecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Escríbenos
¡Hola! ¿Cómo podemos ayudarte?